Expediente Royuela

Expediente Royuela

WATERGATE ESPAÑOL

El Wikileaks de la justicia española: EL EXPEDIENTE ROYUELA

¿Qué se puede hacer cuando todos están implicados y todos callan y hacen callar? ¿Qué se puede hacer cuando se da a elegir entre “plomo o plata”? ¿En qué tipo de país democrático vivimos donde el máximo representante de la justicia es el mayor mafioso del reino?

El Expediente Royuela es el nuevo Wikileaks de la justicia española que bien puede llegar a ser el Watergate Español, pues el asunto lo merece. Alberto Royuela y Santiago, su hijo, lo cuentan todo con todos los datos y pruebas en http://www.javierroyuelasamit.com (In Honorem).

El velo se está levantando. Un “padre coraje”, que denuncia el asesinato de su hijo, levanta toda una trama de corrupción que alcanza las más altas cotas del poder político y del poder fáctico, representado éste último por las logias masónicas instaladas en España.

D. Alberto Royuela Fernández, de 81 años de edad, lleva los últimos 20 años de su vida plantando batalla al Ex Fiscal Jefe del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, José María de Mena Álvarez, cuyo poder fue máximo desde su nombramiento en 1996, en sustitución de Carlos Jiménez Villarejo, hasta su forzada jubilación en 2006, aunque continuará “en activo” como presidente de la l’Associació Catalana de Juristes Demòcrates hasta el año 2012. En esta particular batalla, Royuela perdió un hijo, estuvo 3 años y medio en la cárcel, sufrió 5 intentos de asesinato de los que en dos ocasiones estuvo al borde de la muerte, fue instigado y perjudicado económica, profesional y judicialmente durante décadas, y su segundo hijo fue encarcelado también durante 10 años de modo injustificado… Pero él ha conseguido “LOS PAPELES DE MENA”.

El Ex Fiscal Jefe Mena, que fuera galardonado con la Cruz de Sant Jordi -distinción que otorga la Generalidad de Cataluña por los destacados méritos y servicios prestados a la comunidad autónoma, especialmente en el ámbito cívico y cultural-, fue extremadamente meticuloso en su “modus operandi” criminal, de tal manera que conservó toda la operativa estratégica de sus procedimientos en notas manuscritas. LOS PAPELES DE MENA es un conjunto de documentos que suman un total de 36.000 hojas. La documentación consta básicamente de las órdenes, mandados, comunicados, respuestas e informes entre Mena y el Sargento Rafael García Ruiz, aunque también hay decenas de expedientes judiciales amañados, informes de seguimiento y espionaje ilegal, datos de contabilidad, documentos diversos, etc., así como cartas dirigidas a distintas personas, siempre utilizando para el traslado de la información a un mensajero: Jorge Irigaray García de la Serrana. El sargento Ruiz lideraba un equipo de guardia civiles corruptos ubicado -enquistado- en la policía judicial catalana, pero con poderosos tentáculos en distintos cuerpos y fuerzas de seguridad, policía científica, laboratorios forenses, el mundo del hampa callejero, etcétera. En LOS PAPELES DE MENA se describe una organización criminal estatal perfectamente establecida en las instituciones públicas, capaz de hacer y deshacer a su antojo, y torcer e invertir el sentido de la Justicia al margen del conocimiento público, aunque a la vista de todos.

El Ex Fiscal Jefe Mena constituía  una pieza fundamental en un entramado global en el que éste personaje era el abanderado del Reino de Taifa Catalán. Se erigió como el “Ejecutor”, el brazo secular secreto de bufetes de abogados, ministros, jueces, partidos políticos y logias masónicas. En la base de todo: el Dios Dinero.  La masonería en España está muy presente en el PSOE; y LOS PAPELES DE MENA señalan al Presidente Rodríguez Zapatero, reconocido masón, al Ministro Belloch, al Fiscal General del Estado Conde Pumpido, al Ministro Bermejo y al propio Ex Fiscal Jefe del TSJ Catalán, Jiménez Villarejo, entre una lista interminable de colaboradores necesarios (políticos, jueces, policías, fiscales, etc.), como partes integrantes de la trama criminal. Incluso se  implica al antiguo Gran Maestre de la Gran Logia de España José Carretero, al que Mena acude no solo en calidad de amigo, si no también apelando a su compromiso y responsabilidad con los objetivos comunes de la Orden. Otros nódulos de esta increíble red de corrupción, cuyas Cloacas Bajas solo se han vislumbrado en casos como el de Las niñas de Alcasser o El Bar España, todavía no han salido a la luz.

Esto es tan serio que nadie ha querido hablar de ello. Nadie se hace eco. Nadie habla. Ni siquiera, de momento, las familias de los afectados. Royuela ha denunciado cada uno de los asesinatos en cada uno de los juzgados correspondientes, recorriéndose España, además de otras muchas denuncias y cartas, incluidas varias a la Casa Real. Nada. El silencio administrativo como respuesta. María Eugenia Alegret, presidenta del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña entre 2004 y 2010, cuyo padre fue asesinado por la trama corrupta, fue la única que se atrevió a abrir diligencias, descubriendo un centenar de asesinatos más, pero misteriosamente, a los cinco meses, paralizó todas las pesquisas. Demasiada gente parece tener algo que ocultar. Hay demasiado miedo, demasiado dolor, demasiada presión, demasiados muertos, demasiada mentira.

Pues resulta que este “padre coraje”, junto con uno de sus hijos, sí habla. ¡Y vaya cómo lo hace! No parece que en su discurso haya la más mínima fisura. El narrador -Royuela (e hijo)- que presenta oral y físicamente toda la documentación a través de vídeos y vuelca los documentos escaneados en formato pdf descargable, es una persona verosímil, cuya forma de ser, de expresarse, carácter y personalidad indican una coherencia personal muy alta, al igual que el discurso histórico de los hechos, que expone con gran claridad, y cuya coherencia histórica es muy elevada. Además, Royuela no cesa de demostrar la veracidad de sus afirmaciones con una innumerable lista de pruebas, basadas en las notas manuscritas de Mena y verificadas en tres pruebas periciales caligráficas por tres peritos diferentes, de donde se han extraído también numerosas pruebas científicas y biológicas que se han desprendido de dichos papeles, además de aportar datos de otras pesquisas judiciales e investigaciones personales.

El Expediente del hijo asesinado de Royuela puede salir caro a esta fingida democracia representativa. Y ojalá algo cambie. La documentación con la que se hizo Royuela, hombre de múltiples recursos, arroja luz, quizá demasiada luz, a la estructura de las Cloacas Medias del Estado. Las Cloacas Altas, las más elegantes, se corresponden con la política y la economía, que más o menos ya se sabe cómo funcionan, más el pueblo hace la vista gorda mientras no le fastidien demasiado. Las Cloacas Bajas son los secretos que se quiere ocultar a toda costa, esos que la gente de bien no podría llegar siquiera a imaginar en toda su vida. Pues bien, las Cloacas Medias que nos presenta el Expediente Royuela están muy ramificadas, su función es ocultar lo más abyecto y depravado (Cloacas Bajas), y llegan, en este caso, a los subsuelos de todos los juzgados de España, además de penetrar otras instituciones públicas. Tienen muchos vericuetos y zonas muy oscuras.

Según LOS PAPELES DE MENA, el fiscal era un nódulo fundamental en un sistema cuyas actividades abarcaban todo el abanico de posibilidades del crimen organizado de estado: extorsión, tráfico de influencias, tráfico de drogas, chantaje, cohecho, evasión de impuestos, usura, robo, negocio del aborto, tráfico de obras de arte, prevaricación, atentados de falsa bandera, secuestro, espionaje, proxenetismo, sentencias a la carta, sicariado, asesinatos y hasta intento de magnicidio. En LOS PAPELES DE MENA se recogen, de su puño y letra, 1.136 asesinatos ordenados ejecutar directamente por el propio Fiscal Jefe, a veces solicitados por terceros, y siempre llevados a cabo por el sargento Ruiz y sus secuaces, desde el año 1989 hasta el 2007, que se tenga constancia. El ratio es de más de un muerto a la semana.

Esta manta es muy extensa, está muy sucia y tiene muchos flecos pero, por fin, alguien está tirando de ella.

.


Deja una respuesta